Uncategorized

Olga Lucía y Luli Garci-Crespo mujeres unidas por el odio

0

 

Lealtades que matan: el amor entre la Garci-Crespo y su madre

El amor y la lealtad que se entabla entre madre e hija, casi siempre, es uno de los lazos más potentes que los seres humanos tejemos en la vida. Recientemente la Diputada Local Olga Lucía Romero Garci-Crespo celebró en sus redes el cumpleaños de su madre, Luli Garci-Crespo Rama. Hay amores que matan, y parece que el amor de madre de Luli ha marcado, para mal, la vida de la diputada Garci-Crespo.

Fue la madre quien le inculcó el odio por la familia Romero Bringas. Al sentirse rechazada por su suegra, Olga Bringas de Romero, madre de su difunto esposo Francisco Romero Bringas. Ambas mujeres fueron siempre muy diferentes. Quienes estuvieron de cerca presenciando la relación entre ambas, dan testimonio de la terrible relación que siempre sostuvieron. La señora Bringas jamás estuvo de acuerdo con la esposa que su hijo eligió. La religiosidad, la moral y las buenas costumbres, han guiado la vida de los Romero Bringas, por generaciones, y, se dice, que la señora Luli llevaba una “vida disipada”, a los ojos de la abuela Bringas. Se sabe, incluso, que la abuela profesó cierto rechazo hasta con la supuesta nieta, Olga Lucía Romero Garci-Crespo, que dejó de llamarse así porque su madre los consideró nombres prohibidos y fue al registro civil a llamarla Mónica Caballero.

La diputada se mostró orgullosa de su madre en sus redes sociales. Ponderó su valentía y su valor para defenderla. Lo cual muestra que ambas se sintieron rechazadas y, hasta hoy, buscan reivindicación:

“[…] gracias por ser la mujer más valiente y decidida del mundo, invencible ante la vida y luchadora por tus hijos. Gracias por hacerme crecer, por defenderme, por darme tu apoyo siempre y tu amor infinito. Es un honor ser tu hija”.

Definitivamente, hay amores sustentados en las mutuas heridas que lo único que buscan es descargar en otros las frustraciones propias. Amores que pasan factura, tarde o temprano, y esperan recompensas acosta de otros… Dos mujeres a las que las une el más el odio que el amor.

El Sureste

Busca PEMEX récord Guinness con perforación subterránea en el litoral de Tabasco

Previous article

La madre de la Garci-Crespo le enseñó a odiar

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.